Las secuelas de las elecciones catalanas

Las elecciones catalanas fueron bastante sorprendentes, el ganador, Salvador Illa, es el (ex)ministro de sanidad con peor resultado en cuanto a número de víctimas del SAS-COV2 de todo el mundo, el segundo partido con mayor número de votos lo encabeza un hombre que está en la cárcel por dar un golpe de estado, que asegura que repetirá y el tercer partido más votado lo encabeza un hombre huido de la justicia española por el mismo golpe de estado. Para mí, Cataluña ha fracasado como sociedad y España, (o, mejor dicho, sus sucesivos gobiernos) por haber estado mirando como se autodestruía esta sociedad los últimos 40 años, tampoco los pongo en mucho mejor lugar.

Estos tres partidos copan 98 de los 135 escaños que había en liza. Después de ellos a muchísima distancia los siguen por este orden VOX, la CUP, los Comunes (Podemos), CS y PP.

No entiendo demasiado la increíble alegría entre los voxeros, pues tener el 8% de los votos no creo que sea para tirar cohetes, entiendo que si celebren el sorpasso al PP, porque llegan a triplicar sus escaños, pero están muy lejos de poder ser realmente un partido por el que por sus manos vayan a pasar acuerdos importantes, como pasa en las comunidades andaluza o madrileña, creo que hay muy poco que celebrar en Cataluña.

El más perjudicado en las elecciones es sin duda alguna Ciudadanos, pasan de ser el partido más votado, al segundo que menos, y la nula autocrítica que hace Arrimadas creo que acelerará su final como partido político.

Y esto lo ha entendido perfectamente el otro gran perdedor en estas elecciones, el PP de Pablo Casado, que sigue perdiendo votos en Cataluña y es el menor de los 8 partidos que tienen escaños en el Parlamento de Cataluña.

Las culpas, en caso del PP son parecidas a las de Ciudadanos, de otros. En este caso es de Bárcenas. Dejan la sede de Génova 13, como si eso les librase de todo su corrupto pasado.

En el caso de Pablo Casado parece sin embargo que ya ha empezado a mover ficha. En sus reuniones esta semana se han filtrado varias cosas, la primera es que viran de forma total al centro, abandonan totalmente ese “PP de los ideales”, que hablaba hace un año y medio. Ahora es simplemente el PP de Casado, que ha renunciado a inteligentes, pero incómodas, figuras, como Cayetana Álvarez de Toledo, para quedarse solo sus más fieles pelotas.

Ambos movimientos son muy importantes, el viraje al centro apunta directamente a Ciudadanos, al haber roto todos los puentes con VOX, que ya no buscan “seducir” a su votante, sino que ahora le atacan como cualquier otro partido progre, han decidido engullir al increíblemente débil Ciudadanos, buscando ahora los 1,63 millones de votos que sacaron el 10N.

El segundo movimiento, el rodearse de fieles solo deja clara una cosa, Casado quiere quedarse muchos años, en Génova o donde sea, pero al frente del PP, pase lo que le pase al partido.

Con este movimiento el PP deja bastante huérfano al votante de centro-derecha, que tendrá que elegir entre ir al PP del centro o a la derecha de VOX, y en estos próximos meses preveo un recrudecimiento de los ataques de los 2 principales partidos de la oposición, que, sin embargo, están llamados a entenderse si quieren algún día desalojar a la nefasta pareja Pedro-Pablo de la Moncloa.

En La Rioja, desde el 10N, hay un partido infinitamente más activo que el otro, si bien VOX tuvo grandes movilizaciones, como la manifestación en coches, la realidad es que aparte de las manifestaciones convocadas a nivel nacional, a nivel regional, el partido se mueve poco o nada. Apenas un par de actos, encabezados además por la diputada nacional Carla Toscano, hacen que VOX no parezca un partido disuelto en la comunidad, sin embargo, el PP es muy constante en sus apariciones o propuestas. Pero como digo, veremos que ocurre en los próximos meses, tanto el La Rioja, como en el resto de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *